Deportes

Murió el Tata Brown… hasta siempre Campeón!

Un consternado Diego Maradona dejó la frase más emotiva de la despedida: «Hiciste un gol en la final de un Mundial, jugaste con el hombro roto y supiste cuánto pesa la Copa del Mundo. Que descanses en paz».

El Tata con la celeste y blanca. Un verdadero campeón

Se fue un campeón, un luchador de perfil bajo y trabajo duro, un tipo que sintió cada camiseta que vistió y mucho más la del combinado nacional en Mexico 86, allí fue donde selló su estirpe de Campeón. Sin embargo, nada podrá describir con exactitud aquella imagen del domingo 29 de junio de 1986 cuando, herido por un alemán y a pocos minutos del final del que sería el segundo título mundial argentino, se agujereó la camiseta número 5 un poco debajo del pecho -entre el escudo de AFA y el logo de Le Coq Sportif- y metió un par dedos para intentar inmovilizar su dolorido hombro.

«Era un dolor insoportable. Lo primero que le dije al doctor Madero (Raúl) fue ‘ni se te ocurra sacarme, no salgo ni muerto’. Me mordí la camiseta, le hice dos agujeros para meter los dedos y terminé así. Había pasado por un montón de cosas difíciles y ni loco iba a dejar la final del mundo por un dolor en el hombro», relató muchos años después en un especial de la señal ESPN el Tata, quien fue convocado por Carlos Bilardo a ese torneo a pesar de no tener club (había quedado libre de Deportivo Español), jugó todos los partidos, todos los minutos y, además, marcó de cabeza el primer gol del triunfo 3-2 ante la por entonces Alemania Federal, su único tanto con la Selección Nacional.

Este martes, tras ser despedido en la sede pincha, el féretro del ex defensor -falleció el lunes por la noche a los 62 años luego de padecer Alzheimer en los últimos meses- partió hacia el predio del club en la localidad de City Bell, llevado por uno de sus hijos Juan Ignacio Brown y varios de sus compañeros campeones del mundo como Oscar Ruggeri, Nery Pumpido, Sergio Batista, Carlos Daniel Tapia.

«Un amigo, un hermano, porque así somos ese grupo del ’86. Más allá de los logros, yo quiero a la persona. Un tipo espectacular, con un corazón enorme, una lástima, creo que no es justo, nos duele muchísimo, siempre tiraba para adelante. Cuando me enteré estaba anoche en la tele y fue un golpe muy duro, me tuvo que ir porque no me podía seguir», retrató Batista durante el velorio.

Los campeones del mundo despidieron a su compañero de México 86

Desde muy temprano, desfilaron por la sede de Estudiantes ex compañeros como Alejandro Sabella, Claudio Gugnali, Julián Camino, Guillermo Trama, Patricio Hernández, Adriano Custodio Méndes, Miguel Lemme y Rubén Agüero, entre muchos otros. «Fue un gran amigo, un caudillo, jugaba con el corazón y representó al pueblo argentino. Tengo los mejores recuerdos, vivimos momentos inolvidables en Estudiantes con ese grupo que armó otro grande como Carlos Bilardo», consideró Lemme.

El nacido en Ranchos en 1956 fue también despedido en las redes sociales por muchos referentes de la Selección Nacional, como Gabriel Batistuta, quien le agradeció por su «lucha dentro y fuera de la cancha», y de Lionel Messi, quien le envió sus «condolencias» y «un abrazo a los familiares» del Tata, a quien consideró como un «referente querido de nuestro fútbol». No se equivoca.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba