Deportes

Globo desinflado: Newell’s goleó a un Huracán sin alma

Newell’s suma de local y capitaliza las oportunidades. La lucha por escapar del descenso no le ofrece tregua y transformar el Coloso Marcelo Bielsa en un reducto difícil para sus rivales le da buenaventura.

En línea pasaron Central Córdoba de Santiago, Unión y Huracán. Claro, el festejo de hoy ya es pasado porque en la próxima fecha irá a Arroyito a jugar el clásico donde ambos llegan con la mirada puestas en los promedios.

La victoria ante Huracán fue justa, acorde a lo realizado por uno y otro, aunque el resultado final suena excesivo. El partido fue atrayente por momentos porque el desorden de ambos y algunas «chambonadas» de las defensas hicieron temblar a los arqueros. El arranque del primer tiempo fue intenso. Huracán metió literalmente en su área a Newells en los primeros cinco minutos. El local desató ese nudo al minuto seis cuando una contra soberbia de Cacciabue fue terminada con jerarquía por Mauro Formica.

El partido cobró intensidad y pudo ampliar el local dos veces. En una jugada aislada, Coniglio, tras grosero error de Lema, puso el empate. Ese otro amarre a la desorientación lo cortó el propio Lema de cabeza, minutos después, resarciéndose de su error. En líneas generales siempre fue el equipo de Kudelka superior en el trámite. Aquí no hay mucho para discutir.

Y si el complemento mantenía la tensión solo por el resultado, Gabrielli de buen partido y con un remate desde afuera del área que se desvió en Pérez a los 23, terminó de acallar cualquier grito de esperanza de los de Vojvoda que mostraron un sustancial bajón en su rendimiento.

Para preocuparse en Newell’s es la lesión de Formica por una descalificadora falta de Calello, que en la misma jugada lesionó a Maxi sin que Pitana de pobre arbitraje le sacara amarilla. Con la figura de Santiago Gentiletti, líder desde la defensa para apuntalar a sus compañeros, los leprosos sumaron nueve de nueve es su cancha. Hasta aquí una buena señal.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba