LocalesPolítica

Busatto: No pueden nombrar por decreto en la planta permanente del Estado a funcionarios que tienen vinculación política con el gobernador.

Según informó el actual Diputado Provincial, hay funcionarios políticos que buscan quedar en planta permanente por decreto

Leandro Busatto

Leandro Busatto integra el equipo del gobernador electo Omar Perotti que está monitoreando la transición con la gestión de Miguel Lifschitz, advirtió ayer que «hay funcionarios políticos que intentan por decreto del actual gobernador quedar en la planta permanente del Estado» y remarcó que «quien asumió con responsabilidades políticas debe irse cuando termina la gestión» esto pasa fundamentalmente «en la órbita del Ministerio de Justicia y del Ministerio Público de la Acusación (MPA)»

Por su parte, el coordinador de la transición, Rubén Michlig, también remarcó que «la planta de personal en la gestión socialista creció un 26 por ciento (entre empleados permanentes y temporarios) y en la gobernación de Miguel Lifschitz aumentó en 1.400 cargos, a los que se sumaron 1.572 contratados».

Las declaraciones de los referentes del perottismo contrastaron con lo que había afirmado el propio Lifschitz días atrás al señalar que «en cuatro años de gobierno no se aumentó la planta. Somos el único gobierno provincial que a lo largo de 35 años no modificó la planta permanente. Tenemos más de 700 cargos vacantes que no vamos a cubrir», había afirmado el gobernador.

Entendemos que la persona que asumió con responsabilidades políticas tiene que terminar su mandato junto con el gobernador

Sin embargo, los datos con los que cuenta Michlig no señalan lo mismo. «Durante el proceso de la gestión socialista hubo tres leyes de pase de contratados a planta, con un promedio de 3.000 personas en cada una de ellas, más otra ley especifica para el personal de salud», destacó el coordinar de la transición entre el actual gobernador y su sucesor a partir del 10 de diciembre.

Busatto, en tanto, dijo que su sector «no está en contra del pase a planta de empleados que llevan años precarizados y que sin dudas tienen todo el derecho laboral de pasar a tener una estabilidad en la planta estatal». Pero diferenció esa realidad de la que tienen algunos funcionarios políticos.

«Lo que estamos pidiendo es que se evite nombrar por decreto en la planta permanente del Estado a funcionarios que tienen vinculación política con el gobernador. Entendemos que la persona que asumió con responsabilidades políticas tiene que terminar su mandato junto con el gobernador, por eso estamos en desacuerdo con algunos decretos de nombramientos que estamos viendo fundamentalmente dentro de la órbita del Ministerio de Justicia y del MPA», puntualizó el legislador.

Así las cosas, la transición empieza a subir en temperatura a medida que se acerca la hora de que la gestión socialista abandone la Casa Gris tras doce años ininterrumpidos de administraciones de ese partido. El justicialismo, en tanto, posa la lupa una y otra vez en decretos y erogaciones de los últimos meses. (La Capital)

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba