DestacadasLocalesLocales

Santa Fe y otras cinco provincias del país no inician las clases

Para los gremios la oferta santafesina es, lejos, la más baja. Para el gobierno, en tanto, su propuesta es mejor que la bonaerense.

Foto: Edición Vera.com

Santa Fe es una de las seis provincias del país donde no comenzará hoy el ciclo lectivo. A la falta de actividad en las aulas, los gremios docentes protagonizarán movilizaciones en varias localidades. En Rosario, la concentración será a las 10.30 en la plaza 25 de Mayo. Según denuncian, la oferta de aumento salarial de la Casa Gris es, lejos, la más baja del país. Desde la administración de Omar Perotti defendieron la propuesta argumentando que los docentes santafesinos cobrarán en marzo 5 mil pesos más que sus pares de la provincia de Buenos Aires (ver aparte).

Las clases comenzarán hoy en la mayoría de las provincias del país, más allá de que en muchas subsisten conflictos y aún no se cerró la paritaria con los maestros. La postal de aulas vacías en las escuelas de gestión pública y privada que ofrecerá hoy Santa Fe se repetirá sólo en Neuquén; mientras que en Entre Ríos, Jujuy, Chubut y Santa Cruz irán al paro los sindicatos que agrupan a los docentes oficiales.

   La Asociación de Trabajadoras y Trabajadores de la Educación de Neuquén (Aten) llevará a cabo dos paros de 48 horas, esta semana y la próxima. En tanto, la Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (Agmer), resolvió no iniciar las clases y parar 72 horas, hasta el miércoles próximo.

   En Jujuy, los docentes nucleados en la Asociación de Educadores Provinciales (Adep) pararán 24 horas. La Asociación de Docentes de Santa Cruz (Adosac), dispuso una huelga de 48 horas y, en Chubut, la Asociación de Trabajadores de la Educación (Atech) decidió prolongar hasta el próximo miércoles el paro de actividades que realiza desde el miércoles de la semana pasada, fecha prevista para el inicio del ciclo escolar.

   No obstante, en muchas provincias, el comienzo en tiempo y forma del ciclo lectivo no indica que gobernadores y maestros hayan logrado llegar a un acuerdo respecto al aumento de salarios.

   En Tucumán y en Catamarca, por ejemplo, se garantizó el inicio de clases mediante el dictado de la conciliación obligatoria a los sindicatos. En Córdoba, las clases comenzarán con asambleas de los docentes, según lo anunciado por la Unión de Educadores de la Provincia (UEPC). Y en distritos como La Pampa, La Rioja, Corrientes, Formosa y Santiago del Estero, todavía no hubo propuesta salarial, pero las clases comenzarán igual.

   Hasta el momento, siete provincias acordaron paritarias. La ciudad y la provincia de Buenos Aires son dos de esos distritos. En Capital Federal, un aumento del 16,4 por ciento en dos tramos (8,9% en marzo y 7,5% en julio) permitió destrabar el conflicto. En la provincia se dio por aprobado el aumento de 16,6% en dos tramos (marzo y junio) y el gobierno bonaerense se comprometió a reabrir la paritaria si la inflación supera el aumento otorgado.

   En Misiones los maestros recibirán un aumento del 20 por ciento en dos partes (13% en febrero y 7% en marzo). En Salta, se llegó a un acuerdo provisorio que contempla una suba del 8% en febrero y el compromiso de seguir negociando en las próximas semanas. En Río Negro, los docentes aceptaron un incremento del 13,5 por ciento entre febrero y marzo.

Chaco fue una de las únicas provincias en firmar una paritaria con cláusula de actualización automática cada tres meses. Y en Tierra del Fuego se firmó una suma fija para marzo que elevará a 30 mil pesos el salario inicial y la negociación se reabrirá en mayo.

La peor de todas

Según advierten los docentes santafesinos, la oferta de aumento salarial de la administración de Omar Perotti resulta una de las más bajas del país. La propuesta de incremento del 3 % “es lejos la más baja”, remarcó ayer el secretario gremial de Amsafé, Roque Jaimes, y apuntó que además el porcentaje se calcula desde diciembre, por lo que se omiten los aumentos alcanzados en enero y febrero.

“Prácticamente lo único que aumenta es el fondo de incentivo docente que paga Nación”, apuntó.

    Desde Amsafé Rosario, Gustavo Terés la consideró como “la peor oferta salarial de la última década” y advirtió que “prácticamente representa una rebaja salarial para los jubilados y jubiladas”. Por esto, estimó, fue rechazada “en forma contundente” y recordó que sólo en Rosario unos 37 mil docentes votaron por la no aceptación. “Es una propuesta de pobreza que insiste con las sumas fijas y pago en negro que debilitan la caja de jubilaciones, la obra social y achata las escalas salariales”, concluyó.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba