Política

El Gobierno autorizó más actividades económicas en ocho municipios bonaerenses

La industria del nuemático es una de las que se permitirá (Brynn Anderson/Pool/USA TODAY).
La industria del nuemático es una de las que se permitirá (Brynn Anderson/Pool/USA TODAY). (Brynn Anderson/)

Como viene ocurriendo desde hace semanas, el Gobierno autorizó este domingo la reapertura de más actividades económicas en “la Provincia de Buenos Aires y exclusivamente en los ámbitos geográficos allí establecidos”. La medida fue anunciada en la Decisión Administrativa 942/2020, publicada hoy en el Boletín Oficial.

En esta ocasión, los municipios que recibieron la autorización del jefe de gabinete, Santiago Cafiero, para sumar nuevos rubros que podrán volver a funcionar son San Miguel, San Isidro, San Fernando, Ituzaingó, Hurlingham, La Plata, General Rodrígrez y Berazategui.

Al igual que en anteriores oportunidades, se trata de un pedido expreso que debieron hacer los intendentes de cada uno de estos distritos a las autoridades nacionales, quienes analizaron todas las solicitudes antes de tomar una determinación.

De esta manera, y tras el visto bueno de Cafiero y del Ministerio de Salud, en San Miguel se reactivará la industria de la metalurgia, maquinaria y equipos, como así también la gráfica, ediciones e impresiones.

En San Isidro retomarán la actividad esos mismos rubros, pero también lo harán las automotrices y autopartistas, además de los fabricantes de indumentaria; de bicicletas y motos; de calzado; de cerámicos; de madera y muebles; de plásticos y subproductos, y de productos electrónicos y electrodomésticos.

En San Fernando se autorizó la industria naval liviana y la actividad de mantenimiento esencial de embarcaciones en clubes y guarderías náuticas, mientras que en La Plata se permitirá a partir de ahora la fabricación de indumentaria.

En Hurlingham volverán los sectores de cerámicos; plásticos y subproductos; celulosa y papel; química y petroquímica; bicicletas y motos; neumáticos; manufactura de cuero; cemento; juguetes; madera y muebles; electrónica y electrodomésticos; indumentaria; automotriz y autopartes y calzado.

En tanto, en General Rodríguez el Gobierno autorizó la industria automotriz y autopartes, la fabricación de productos metalúrgicos, maquinaria y equipos; de plásticos y subproductos; de productos textiles, y de bicicletas y motos, que en este último caso también se autorizó su respectivo armado.

Por último, en Ituzaingó se permitirá el sector del calzado y sus partes, en tanto que en Berazategui volverán a funcionar automotrices y autopartistas; la gráfica, ediciones e impresiones, y las madera y muebles.

Asimismo, el Gobierno resaltó que “en todos los casos se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus”.

A su vez, se recordó que “los desplazamientos de las personas” que deban volver a trabajar “deberán limitarse al estricto cumplimiento de la actividad exceptuada” y las empresas serán las encargadas de proveer la forma en la que los empleados lleguen a sus puestos laborales “sin la utilización del transporte público de pasajeros”.

Además, la Decisión Administrativa estableció que las autoridades de la Provincia de Buenos Aires deberán “dictar las reglamentaciones necesarias para el desarrollo de la actividad, pudiendo limitar el alcance de la excepción a determinadas áreas geográficas o a determinados municipios, o establecer requisitos específicos para su desarrollo que atiendan a la situación epidemiológica local y a las características propias del lugar, con el fin de minimizar el riesgo de propagación del virus”.

El texto advirtió también que el gobernador local, Axel Kicillof, podrá dejar sin efecto estas autorizaciones, “en forma total o parcial, en virtud de las recomendaciones de la autoridad sanitaria provincial”.

Otro de los artículos ordenó que la administración bonaerense estará obligada a entregar “de forma semanal” al Ministerio de Salud de la Nación, un “Informe de Seguimiento Epidemiológico y Sanitario COVID-19”, que deberá contener toda la información que sea solicitada por la cartera que conduce Ginés Gonzalez García.

En el caso de que se detectara “una situación de riesgo epidemiológico o sanitario, deberá recomendar en forma inmediata” la adopción de las medidas pertinentes para contener la transmisión del virus, las cuales pueden incluir la suspensión de estas nuevas actividades habilitadas.

También se podrá dar marcha atrás con esta reapertura económica, si la administración de Kicillof no cumple con la entrega de los informes periódicos o lo hace de manera incompleta.

Por último, el Gobierno destacó que las personas que ahora estén autorizadas a trabajar, deberán tramitar el nuevo Certificado Único Habilitante para Circulación (los que ya estaban registrados, deberán volver a sacarlo) para poder trasladarse hasta sus lugares de empleo.

Seguí leyendo:

Coronavirus en Argentina: el Gobierno anunció que volverá a pagar el Ingreso Familiar de Emergencia de $10.000

Brutal caída de las Pymes industriales: en abril su producción fue 53,1% menor a 2019 y 37% menor a marzo

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba