Noticias

El antecedente del menor detenido por el crimen del gendarme: ya había baleado a otra víctima

Marcos-Castillo-gendarme
Castillo en una misión de paz en el exterior: lo mataron para robarle su bicicleta.

Hoy por la madrugada, en un operativo encabezado por el ministro Sergio Berni con un fusil en mano, la Policía Bonaerense arrestó en Zárate a dos jóvenes sospechosos de matar a tiros al gendarme Marcos Castillo, jefe del escuadrón de la fuerza en la zona.

Castillo, de 49 años, con 25 de servicio, había sido destinado en la zona meses atrás, luego de haber integrado misiones de paz en zonas de conflicto como Congo, Kosovo o Haití o integrar la Unidad Antidrogas de la Gendarmería. Volvía a su casa en bicicleta: lo mataron para robarle, en pleno casco urbano de la ciudad.

Los detenidos –tienen 16 y 19 años– fueron acusados del delito de homicidio en ocasión de robo por la fiscal Andrea Palacios. Las manos de ambos fueron preservadas con sobres de papel para determinar mediante un dermotest si efectuaron un disparo o no. Se encontraron elementos que podrían agravar su caso. El mayor de edad tenía una campera manchada con sangre que podría haber usado en el hecho; el menor tenía cinco balas calibre 22 en su poder.

El menor, por su parte, tenía una historia.

Uno de los detenidos por el crimen del gendarme, con sus manos preservadas para el dermotest.
El mayor de edad detenido por el crimen del gendarme, con sus manos preservadas para el dermotest.

Ocurrió el 6 de febrero de este año, según confirmaron fuentes policiales a Infobae, con un expediente bajo la firma del Juzgado de Garantías N° 2 de la zona, bajo la calificación de robo y lesiones. El menor tenía 15 años en aquel entonces. Según el sumario policial, forcejeó con su víctima, a la que intentó robarle en la esquina de Uruguay y Pacheco. Al no tener éxito, desenfundó una pistola y le disparó varias veces. Podría haberlo matado: una bala impactó en la pierna del hombre, la otra rozó su cabeza.

Quedó detenido, le secuestraron su moto, marca Honda, modelo CG Titan, con un valor de venta mínimo de 150 mil pesos. También le secuestraron su revolver, calibre 22, con el número de serie intacto, el mismo calibre que le incautaron al detenerlo hoy. Le encontraron otros 40 cartuchos más en un procedimiento en su casa; su víctima describió el revólver en su testimonio, que coincidió con el incautado.

El caso pasó a una fiscalía de responsabilidad juvenil. Por su edad, fue devuelto a sus padres, tras la conformación de una causa. Cuatro meses después volvería a atacar.

(Infobae)

Hoy al mediodía se conocieron las imágenes del ataque que le costó la vida a Castillo, padre de cinco hijos, todos menores de edad. Poco después, otro ataque ocurrió en Zárate, según información de Télam: el dueño de una gomería de la zona fue herido de un tiro en el cuello en un presunto asalto, a 30 cuadras de donde ocurrió el crimen de Castillo, en su comercio en la calle Jonas Salk al 2100.

Seguí leyendo:

De las misiones de paz en Kosovo a morir por una bicicleta: quién era Marcos Castillo, el gendarme asesinado en Zárate

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba