Deportes

Nacho Fernández tuvo un oyente especial en la clase a los mediocampistas de inferiores y contó qué fue lo más difícil en su llegada a River

nacho fernandez y matias gallardo  portada
Ignacio Fernández dio una charla para mediocampistas y entrenadores de las inferiores

A pesar de la cuarentena, River encontró una variante para sostener la comunicación entre las estrellas del plantel profesional y el resto de las estructuras. Una de esas alternativas ya se convirtió en un ciclo habitual: los futbolistas del plantel de Marcelo Gallardo brindan charlas virtuales para distintos juveniles de las inferiores. Ignacio Fernández fue el protagonista de la última edición y tuvo entre los oyentes a Matías, el hijo del Muñeco que se desempeña en sexta división.

El pequeño enganche zurdo –apodado el Chino– de 16 años fue uno más de los 75 oyentes que estuvieron en la charla virtual que protagonizó Nacho para entrenadores y mediocampistas de todas las divisiones inferiores durante más de una hora y media.

En la privacidad del zoom, el ex Gimnasia de La Plata se sinceró y les contó a los presentes la mayor dificultad que tuvo cuando arribó al Millonario en los primeros días del 2016: “Cuando llegué a River lo que más me costó fue adaptarme al ritmo, a la intensidad de los entrenamientos. También me costaba encontrar mi lugar en la cancha. Me fueron ayudando para convencerme de que podía hacer ciertas cosas. Tiene mucha importancia que te convenzan y te ayuden para que hagas lo correcto”.

El campeón de siete títulos con el club de Núñez dejó diferentes consejos para los jóvenes oyentes con los que comparte puesto: “Los volantes tienen que ser pacientes y desarrollar la lectura de juego tanto en los movimientos propios como en los del rival. Muchas veces es más importante un movimiento de alguien que no tiene la pelota que de el que la tiene. No importa si tocas poco la pelota, sino que cuando lo hagas sea productivo. El pase firme y una buena recepción son fundamentales”.

Charla de Nacho Fernandez con las inferiores de River
Hernán Díaz (entrenador de inferiores) y Matías Gallardo (enganche de la sexta) estuvieron presentes en la charla de Nacho Fernández

Teniendo en cuenta los juveniles que había entre el público, recordó su paso por las inferiores y les explicó: “Cuando sos chico lógicamente querés tener contacto con la pelota, meter goles… Pero lo importante es aprender a jugar en equipo, no querer sobresalir. Eso te va a hacer destacarte y es lo que te va a llevar a jugar en primera”.

“Tener sacrificio más allá de ser un buen jugador, ayuda al equipo. También el convencimiento y la comunicación son importantes a la hora de presionar, mas allá de quien tome la decisión de hacerlo. Uno tiene libertades pero cuando se pierde la pelota cada uno tiene sus responsabilidades”, agregó.

El hombre que se inició en Gimnasia de La Plata y tuvo un paso cedido por Temperley tampoco dejó a un costado esa etapa con dificultades como profesional y detalló qué fue lo que lo ayudó a no bajar los brazos: “Al principio de mi carrera me tocó cambiar de equipos y no tener mucha continuidad. Pero nunca dejé de creer en mí y de trabajar fuerte para poder conseguir cosas. Muchas veces uno no quiere cambiar de club y es entendible, pero si no te llega la oportunidad a veces hay que tomar una decisión para empezar a mostrarse. Yo siempre demostré que quería jugar, pero si además de eso no trabajas duro o no entrenás bien, a la larga tampoco jugás”.

SEGUÍ LEYENDO:

El día que jugó desvelado por ver a Boca y la singular comparación sobre el estado de su rodilla: las confesiones de Juan Martín del Potro

El guiño a Boca de Mauricio Isla, el chileno que apunta Riquelme para incorporar: “Claro que me gustaría jugar, tiene mucha historia”

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba