Noticias

“Hoy los pibes buenos estamos encerrados y los malos andan dando vueltas”: el relato del hermano del joven asesinado en Virrey del Pino

Nahuel Zárate
Nahuel murió de dos balazos a pesar de que no se resistió al asalto

“Le robaron el auto, le pegaron y después le dieron un tiro. Nahuel no se resistió porque era un pibe que sabía lo que tenía que hacer. Desde chiquitos estamos enseñados que si el día de mañana nos enfrentamos a una situación así lo que importa es la vida, lo demás se recupera”. Así, con esas palabras y con la voz quebrada, Braian Zárate describió el crimen de Nahuel, su hermano, quien fue asesinado a balazos ayer al mediodía por tres delincuentes que quisieron robarle el auto a la salida de la casa de su novia, en la localidad bonaerense de Virrey del Pino.

Según fuentes policiales, uno de los ladrones le apuntó a la mujer, mientras el otro le exigió a Zárate que entregara el vehículo. El joven, de 22 años, les entregó las llaves sin oponer resistencia alguna. Pero al instante apareció un tercer asaltante que, sin mediar palabra, le disparó dos veces a la víctima. “Estamos enseñados por mi mamá y mi papá, que nos dieron un valores espectaculares. Nahuel lo sabía muy bien y no se resistió en ningún momento. Entregó todo y solamente quería seguir viviendo, pero tuvo el peor desenlace”, continuó Braian.

Nahuel, de 22 años, era junto a su familia propietario de un gimnasio y por la cuarentena se vio obligado a vender comida que él mismo preparaba en casa. Si novia, que presenció cómo lo mataron, le ayudaba. “Ayer a la mañana me levanté y me fui a trabajar a la carnicería porque no puedo trabajar en el gimnasio. Mi hermano se levantó para hacer empanadas para vender el fin de semana. Me fui a trabajar y volví a las 12 de la noche con una realidad completamente distinta. Me fui a laburar y volví sin mi hermano”, lamentó Braian.

Una de las balas impactó en la zona del tórax y la otra en el abdomen. El joven fue trasladado al hospital Simplemente Evita de La Matanza, donde finalmente murió. Los tres delincuentes, por su parte, huyeron rápidamente a bordo del auto cuando vieron que un patrullero se acercaba al lugar del crimen. De todos modos, no estuvieron prófugos por mucho tiempo. La novia de Zárate describió las características físicas de los asaltantes y la ropa que vestían. Eso fue clave para atraparlos unas horas más tarde en la misma localidad.

“No sé cómo seguir, pareciera que no caigo. Siento que mañana me voy a levantar a entrenar con mi hermano como lo venía haciendo en los últimos tiempos. Esperemos que responda la justicia y no vuelvan a salir. A mi hermano ya el mal se lo hicieron. No me quiero enterar de otro caso, de que mataron a un alumno mío de la misma manera que mataron a mi hermano. Parecería que los malos pibes están dando vueltas mientras los buenos estamos encerrados esperando a que pase el tiempo”, dijo el hermano de la víctima.

Alcides Zárate, el papá de Nahuel, también habló. Ambos estaban rodeados por los vecinos que se acercaron para movilizarse y pedir dos cosas: justicia por el asesinato y más seguridad. Es que según el padre, falta más presencia policial y que los efectivos que patrullan la zona hagan controles más exhaustivos a quienes circulan por la calle en medio de la cuarentena.

Nahuel Zárate
Los detenidos por el crimen de Nahuel

“A vos te paran y cómo puede ser que estos malvivientes anden en moto o caminando y se crucen frente a ellos y no les pidan un papel. A nosotros ¿por qué?, ¿porque tenemos un auto bueno?, ¿para cobrarnos las multa?, Adelante de los policías se pasean los chorros”, cuestionó el hombre.

Los sospechosos fueron capturados por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) La Matanza cerca de la manzana 14 del Barrio Areco, donde el auto apareció abandonado. Fueron identificados como Luis Miguel del Castillo (33), Nahuel Hernán Montenegro (29) y Emiliano Hugo Romano (24). Los tres son vecinos de Virrey del Pino y tanto su vestimenta como su fisonomía coinciden con las características que describió la novia de Zárate.

“Los tres detenidos son los que participaron porque están identificados. Gracias a Dios mucha gente se acercó a declarar voluntariamente y todos coincidían en señalar a esa gente. Me llamó el comisario anoche para decirme que me quede tranquilo que son ellos”, agregó Alcides, quien no ahorró palabras para describir a su hijo asesinado.

“Era un pibe excelente. Tenía el gimnasio cerrado y con la novia se pusieron a vender chipá. Yo hago chipá y dijo que se podía poner a vender. Un pibe de 22 años se puso vender chipá. Les empezó a ir re bien, a mover gente. La semana pasada se pusieron a hacer milanesas. Esta cuarentena la estaban pasando tranquilos. Ya estaban conformes con eso”, dijo.

Seguí leyendo

Bestial asesinato en Avellaneda: encontraron el cadáver de un hombre devorado por perros y sospechan de su última pareja

Catamarca: el video de la salvaje golpiza con palos a una mujer tras el robo de su moto

Delincuentes lo sorprendieron para robarle, él entregó las llaves del auto pero igual lo asesinaron a balazos

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba