Noticias

Claudio Cirigliano advirtió que trasladaron a un preso con coronavirus a la cárcel de Ezeiza en la que está detenido

A la izquierda de la foto Claudio Cirigliano (Foto: Adrián Escandar)
A la izquierda de la foto Claudio Cirigliano (Foto: Adrián Escandar)

En casi cuatro meses de cuarentena en la Argentina por la pandemia del coronavirus, las autoridades del Servicio Penitenciario Federal (SPF) y los internos del penal de Ezeiza habían logrado mantener al COVID-19 fuera de la cárcel. Pero una decisión judicial cambió eso. El domingo pasado, 11 personas que estaban detenidas en el hospital de la cárcel en esa localidad del sur del conurbano bonaerense fueron trasladadas al penal. El hisopado realizado a uno de esos detenidos dio positivo para SARS-CoV-2.

En diálogo con Oscar González Oro en radio Rivadavia, el empresario Claudio Cirigliano, que está detenido en el penal de Ezeiza, dio detalles de la situación: “Hasta el domingo éramos alrededor de 65 personas en el pabellón, ahora somos 11 más. Acá no estaba el covid porque se hizo el trabajo como la gente y ahora trajeron a un hombre infectado”.

“Hemos peleado mucho para que el virus no entre al penal. Es una situación que no puedo terminar de entender, el domingo pasado trajeron a 11 detenidos que estaban en el hospital de Ezeiza, los trajeron a la madrugada. El hospital debe estar saturado con presos de otros lugares, de ahí los trajeron. Empezamos con las incongruencias, se supone que hay un protocolo. A un compañero que ya cumplió para las salidas transitorias, el juzgado se la rechaza porque dicen que no hay traslados, pero sí hay traslados para traer a 11 detenidos, de los cuales 4 o 5 no controlan esfínteres”, resaltó el empresario.

En esa línea agregó que “quiero destacar que el personal penitenciario que nos atiende lo hace con una dedicación y esfuerzo enorme. Hemos trabajado en la limpieza, el orden y divisiones para que no entre el coronavirus, y por una decisión… Estos presos están aislados en el módulo 6, los tengo a 30 metros, y a 10 metros está aislado el hombre que dio positivo y que lo van a trasladar a la unidad 21, que está al lado del hospital Muñiz”.

“El director del penal está muy preocupado, y nos piden que extrememos las precauciones. Esto es un lugar cerrado, vivimos en celdas de 1,8 metros por 2,5 metros, cuando el día está lindo podemos salir al patio. Durante cuatro meses hicimos un esfuerzo y ahora traen a 11 personas. Los protocolos fallaron, porque muchas veces cuando los jueces opinan sobre estas situaciones con mucha liviandad”, destacó.

En tanto, Cirigliano contó que “los 11 presos tuvieron el ingreso en el mismo lugar donde nosotros vamos cuando nos citan a alguna reunión. El que autorizó el traslado no tiene conocimiento de esta situación o no le importamos. Hoy se lo dije al director, ‘lamentablemente van a ver bolsas negras’”.

“Tengo una enfermedad cardíaca y una en la sangre. En los dos años que estuve preso no tuve problemas. Hace dos meses el juzgado negó que vinieran a sacarme sangre para hacerme un estudio que está en mi historia clínica. Seamos serios, la pandemia nos obliga a ser serios”, concluyó el empresario que fue condenado, aunque la sentencia todavía no está firme, a siete años de prisión por la tragedia ferroviaria de la terminal de Once.

Seguí leyendo:

La Cámara de Casación rechazó el pedido de prisión domiciliaria de Juan Pablo Schiavi

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba