Política

El Gobierno ya planifica un vuelo a Beijing para traer el primer cargamento de la vacuna china la última semana de enero

Alberto Fernandez y xi Jinping 1920 collage  (2).jpg

Aunque todavía no se firmó el acuerdo con la empresa Sinopharm, el Gobierno está planificando un vuelo a Beijing para la última semana de enero con el objetivo de traer 1 millón de dosis, pudo saber Infobae en fuentes oficiales. Esa vacuna tiene dos dosis y su precio oscilaría entre 20 y 30 dólares.

Por estas horas, el Ministerio de Salud busca cerrar un acuerdo con la empresa Sinopharm, vinculada al Estado chino, por un total de 15 millones de vacunas. En el medio de las negociaciones, el presidente Alberto Fernández decidió desplazar al embajador argentino Luis María Kreckler y dejó a cargo de esa representación diplomática a Sabino Vaca Narvaja. Horas después, el presidente chino, Xi Jinping le envió una carta a Fernández en la que le aseguró que su administración está dispuesta a trabajar para promover la cooperación bilateral de alta calidad.

Ayer, en una conferencia de prensa realizada en la sede del Instituto Malbrán, el ministro de Salud, Ginés González García, confirmó la llegada del primer cargamento desde China: “Hoy estamos negociando con China, hay un millón de dosis para enero”. dijo. Y agregó: “Estoy hablando para hacer una programación, obviamente que no pueden llegar todas juntas. Pero cuanto antes lleguen mejor”.

Los detalles de la negociación con los chinos se mantienen en reserva. Recién cuando se firme el contrato habrá un anuncio oficial, tal como ocurrió con la vacuna Sputnik V.

El 30 de diciembre pasado, la Administración Nacional de Productos Médicos de China aprobó “de forma condicional” la vacuna de Sinopharm, aún cuando los análisis de los ensayos clínicos todavía no están terminados. En nuestro país, todavía se están realizando pruebas como parte de la fase III: en los estudios participan 3.000 personas en cuatro centros, tres vacunales y la Fundación Huésped.

La vacuna china tiene ventajas desde el punto de vista logístico: se puede trasladar a temperaturas de entre 2 y 8 grados Celsius y toda la producción se hace en territorio chino.

La ANMAT y el Ministerio de Salud comenzaron a recibir en los últimos días las pruebas, los ensayos y las investigaciones sobre la vacuna china. Para aprobarla, se utilizará el mismo procedimiento de emergencia que se utilizó con la vacuna rusa: la ANMAT recomendará mediante un informe técnico y luego la aprobación estará en manos del ministro de Salud de la Nación Ginés González García.

Si no hay sorpresas ni contratiempos, antes de fin de mes, habrá 1 millón de dosis de Sinopharm y un número incierto de la vacuna rusa.

El Gobierno tiene un acuerdo firmado con el Fondo de inversión directa ruso por 20 millones de dosis. Antes de Navidad, llegó el primer cargamento de 300 mil dosis para comenzar a vacunar el 29 de diciembre.

El Fondo ruso se comprometió a entregar las próximas dosis de la Sputnik V durante enero, pero todavía no hay fecha del próximo vuelo

Tal como adelantó ayer este medio, Aerolíneas Argentinas tiene previsto volver a Moscú el 14 de este mes para retirar la segunda dosis de esas 300 mil vacunas. Pero los pronósticos sobre la cantidad de vacunas para enero están lejos de cumplirse. “El plan que tenemos es que Rusia nos termine de dar en los primeros días de enero las 300 mil segundas dosis y sobre el final de enero tenemos 4 millones de la primera dosis y 1 millón de la segunda dosis”, había dicho el presidente Alberto Fernández en la última entrevista del 2020.

El Gobierno también tiene un acuerdo con el laboratorio AstraZeneca por una cantidad de 22.4 millones de dosis, y espera recibir un número importante de vacunas por intermedio de COVAX, un programa de la ONU al que se han adherido cientos de países.

El acuerdo con los chinos es por un total de 30 millones de dosis (15 millones de vacunas), de las cuales 1 millón llegaría en enero, 12 millones en marzo, y el resto durante el transcurso de este año.

La vacuna de Sinopharm tiene una efectividad del 79,34 %. “Es una vacuna a virus inactivado, es decir que utilizan un virus que está previamente inactivado de modo que el virus no provoca la enfermedad pero sí genera una respuesta inmune”, explicó en diálogo con Infobae la presidenta de la Sociedad Argentina de Vacunología y Epidemiología (SAVE), Florencia Cahn (M.N. 114.399).

Según informó el ministro adjunto de Salud chino, Zeng Yixin, la autorización otorgada hace una semana permite ampliar la vacunación a los grupos de riesgo, como las personas mayores y la que tienen otras enfermedades crónicas. China, donde apareció el coronavirus a fines de 2019, realiza ensayos clínicos a 14 potenciales vacunas -cinco en fase final de ensayos (fase 3)-, incluida la de Sinopharm.

Seguí leyendo

Para Juntos por el Cambio, la prohibición de la circulación nocturna restringe las libertades individuales y debe ser tratada por el Congreso

Dos funcionarios mexicanos llegaron a la Argentina y se esperan anuncios sobre la vacuna de Oxford-AstraZeneca

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba