Deportes

El partido de Messi ante Valladolid: la arenga que cambió la imagen del Barcelona y otro gran récord que tendrá que esperar

Barcelona cumplió con su objetivo y sueña con una remontada histórica en La Liga española. Luego de la caída del Atlético de Madrid ante el Sevilla, el elenco culé debía sumar de a tres para colocarse a solo un punto del líder. Y lo logró con un trabajoso triunfo ante el Valladolid en el Camp Nou.

Ousmane Dembélé le dio la victoria sobre la hora para llegar con suma confianza al clásico frente al Real Madrid del próximo sábado, desde las 16 horas en condición de visitante. A falta de nueve fechas para el final, la Liga española lo tiene al Atlético de Madrid como líder con 66 unidades, seguido del Barcelona 65, el Merengue 63 y el Sevilla con 58.

Lionel Messi fue elegido como la figura. A diferencia de otros juegos, La Pulga no tuvo una actuación descollante, pero con sus pocas intervenciones le alcanzaron para destacarse. En el primer tiempo, se dio el lujo de tirar un caño a Sergi Guardiola, pero la jugada no prosperó. Pudo marcar, pero tras el taco con el que lo asistió Dembélé el remate del capitán fue desviado.

Camino a los vestuarios se pudo leer en los labios del argentino su enojo para con el árbitro, a quien acusó: “Tiene unas ganas de sacarme una tarjeta, increíble…”. Vale recordar que si La Pulga recibía una cartulina amarilla se perdía el clásico ante el Real Madrid.

Y en el túnel, de cara al complemento, dio una arenga clave para que sus compañeros entendieran cómo había que jugar el partido para quedarse con un triunfo muy importante: “Dale, hay que meterle una marcha, hay que ganar como sea eh. Hay que meter una marcha más. Vamos a movernos más, hay que darle más ritmo. Dale hay que hacer un gol”, pidió.

Lionel Messi contó con tres tiros libres que se fueron desviados y tuvo otro gol en sus pies con un remate desde la medialuna, que salió apenas por el costado del palo derecho custodiado por el arquero Jordi Masip.

Hasta que llegó el gol salvador de Dembélé, a los 90 minutos. Lionel Messi vio la acción del delantero francés bien de cerca y fue el primero en ir a abrazarlo. Tras el encuentro, camino a los vestuarios y con la tranquilidad del deber cumplido, hubo saludo y choque de manos con el entrenador Ronald Koeman.

Antes del partido, Lionel Messi recibió un merecido homenaje tras haber alcanzado nuevo récord en el Barcelona de España. Días atrás, La Pulga se transformó en el futbolista que más veces jugó en el club con un total de 768 partidos. Y en el Cam Nou, previo al encuentro ante el Valladolid española, el argentino fue reconocido.

Messi recibió una camiseta encuadrada firmada y posó junto a todo el plantel detrás de un cartel con su figura y el récord alcanzado. Luego llegó el turno de una foto familiar, con Antonela Roccuzzo y sus tres hijos, quienes irrumpieron en el campo de juego y también fueron retratados.

A diferencia de lo que suele ocurrir con Mateo Messi, el hijo del medio de cinco años, esta vez fue Ciro (3) quien se llevó todo el protagonismo. Thiago (8) y Mateo se acercaron para felicitar a su papá y se posicionaron con total tranquilidad a su lado, pero no así el más pequeño, quien se tiró al césped y no lo podían controlar.

El rércord de Pelé que intentará batir ante el Real Madrid

Como si aún le faltara seguir demostrando que es el mejor de la historia, Lionel Messi se encuentra a solo un gol de batir un gran récord de Pelé. La Pulga lleva 467 goles en el torneo de España, la misma cantidad que logró el astro del Santos en el fútbol brasileño. Intentará lograrlo en la próxima jornada del sábado, en el clásico ante el Real Madrid.

En diciembre del año pasado, Messi había dejado atrás otra marca histórica del brasileño Pelé cuando llegó a los 644 goles en un mismo club que borraron del primer lugar los 643 con la camiseta de Santos que logró el tricampeón mundial con el seleccionado de su país.

Pelé y Messi

Además, si se tienen en cuenta las principales ligas europeas, Messi supera ampliamente los registros de sus competidores y se afirma como el máximo goleador histórico.

Con los 467 tantos, el capitán “culé” se aleja de las marcas de Gerd Müller, máximo goleador del fútbol alemán con 365 goles; de Jimmy Greaves, de Inglaterra con 357; del argentino Delio Onnis, en Francia (299); y del italiano Silvio Piola (274).

RESUMEN: BARCELONA 1-0 VALLADOLID

Artículo en desarrollo…

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba