Noticias

Femicidio en Pompeya: se entregó el acusado de arrojar de un cuarto piso a su novia de 21 años

Pilar Riesco Femicidio en Pompeya
Pilar Riesco, la víctima

Patricio Reynoso, el hombre de 32 años acusado de haber asesinado a su pareja Pilar Riesco (21 años) en 2017, fue capturado este miércoles al mediodía tras haber haber permanecido casi 70 días prófugo. Luego de distintos vaivenes judiciales que duraron varios años, la Justicia lo imputó por el femicidio el 31 de marzo de este año y ordenó su captura internacional. Incluso era buscado por Interpol. Fuentes de la defensa del acusado aseguraron a este medido que se entregó por sus propios medios.

El 15 de marzo de 2020, Pilar Riesco murió al caer del balcón del departamento ubicado en el cuarto piso de Alagón 305, en el que vivía Reynoso, en Nueva Pompeya. Fue trasladada en grave estado al Hospital Penna, pero ya no había nada que hacer. Desde entonces, la Justicia investiga si la joven cayó en medio de un forcejeo con su pareja o si se suicidó. Su novio fue detenido y, posteriormente, excarcelado. La causa tramita ante el Juzgado Criminal y Correccional Nº 51, a cargo de la Dra. Graciela Angulo de Quinn, e interviene el fiscal Martín López Perrando.

A pesar de las dudas iniciales de la Justicia, a finales de marzo la jueza decidió imputarlo por homicidio calificado por el vínculo y por haber mediado violencia de género. También ordenó su captura, aunque cuando fueron a buscarlo ya no estaba en el departamento. Reynoso vivía en el mismo lugar donde Pilar había muerto. Desde ese entonces se mantuvo prófugo. Interpol subió a su sitio web la alerta roja a mediados de abril.

En su declaración indagatoria, Reynoso contó que ese día volvió de bailar a la madrugada y se fue a dormir junto a Pilar. Relató que se despertaron cerca de las 14 y que discutieron. Explicó que hubo insultos y amenazas. Luego, siempre según su testimonio en la Justicia, dijo que Pilar se trepó a la baranda y se arrojó al vacío. Hay pruebas que lo contradicen.

En el balcón no se encontraron huellas de Pilar en la baranda. La Justicia cree que si se hubiese trepado debería haber quedado algún tipo de rastro. Además, en el cuello de la víctima se detectaron marcas de ahorcamiento. En ese punto no hay dudas, Reynoso la ahorcó antes de que cayera al vacío.

Si bien al comienzo de la investigación la jueza indicó que “existieron agresiones físicas y quien tuvo las de mayor relevancia fue la víctima, no sólo en antebrazos y brazos, sino también en el cuello, que implicó que sufrió presión en el mismo” y procesó a Patricio Reynoso por el hecho, luego la sala V de la Cámara Nacional Apelaciones en lo Criminal y Correccional revirtió la medida por “falta de mérito” y por eso quedó en libertad.

Esa situación cambió a finales de marzo cuando cambió la carátula y se ordenó la detención, que al no poder concretarse convirtió a Reynoso en prófugo. Ahora, Reynoso quedó detenido en la sede de la División Homicidios de la Policía de la Ciudad para luego ser trasladado a unidad carcelaria a la espera de que avance el proceso en su contra.

SEGUIR LEYENDO:

La madre de la chica que cayó de un cuarto piso, a 8 meses de su muerte: “Destruyeron a mi familia y siento que la Justicia nos abandonó”

Horror en Boulogne: detuvieron a una monja por abusar de una nena que estaba a su cargo

La Plata: el árbitro que pateó a la caniche de su ex novia se negó a declarar y quedó imputado por maltrato animal

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba